Cómo empezar a leer un libro y terminarlo

Leer es una gran habilidad que puesta en práctica de forma adecuada, puede ser el mejor medio de aprendizaje y adquisición de nuevos conocimientos, así como una excelente actividad de recreación.

Para realizar una lectura con resultados productivos, te presentamos las mejores técnicas para leer.

A continuación hablaremos de 5 tips para empezar a leer un libro y terminarlo.

Define tu objetivo

Es muy importante que definas el objetivo de tu lectura. Nuestro cerebro es capaz de enfocar sus esfuerzos cuando se tiene un objetivo claro, y esto es equivalente a eficiencia.

Antes de dar inicio a tu lectura, primero responde:

  • ¿Leerás por placer?
  • ¿Necesitas aprender algo nuevo?
  • ¿Es una lectura recomendada?
  • ¿Leerás por obligación?
  • ¿Debes estudiar para presentar un examen?

Definir la razón o el por qué de tu lectura, mejorará considerablemente tu comprensión y disfrute.

Esto ayuda a que tu cerebro absorba los detalles relevantes, y deseche la información que no tiene tanta importancia.

Se recomienda escribir tus objetivos y mantenerlos visibles en todo momento. Diversos estudios han demostrado que: «Escribir propósitos y mantenerlos a la vista ayuda a incrementar las probabilidades de éxito en un 42%».

Te indicamos algunas preguntas que pueden ayudarte a definir el objetivo de tu lectura:

  • Qué: ¿Qué debo obtener de la lectura?
  • Cuál: ¿Cuál es el objetivo de este texto?
  • Cómo: ¿Cómo suceden los hechos?
  • Cuánto: ¿Cuánto tiempo pasa?
  • Cuándo: ¿Cuándo ocurren los hechos?
  • Por qué: ¿Por qué transmite esta información?

Estas preguntas previas a la lectura te permiten determinar tu nivel de compromiso y la cantidad de tiempo que requerirás para leer.

Observa antes de comenzar a leer

Tómate un poco de tiempo para observar algunos detalles sobre el texto antes de comenzar a leerlo.

Esto te ayudará a familiarízate con el contenido y a definir si es una lectura que en realidad te interesa.

Observa con detalle:

  • Si se trata de un libro, detalla la cantidad de páginas, ojea la contraportada, lee la biografía del autor, algunas obras relacionadas, detalla el índice y verifica la extensión de los capítulos ¿Contiene imágenes? ¿Algún título es de interés para ti? ¿Qué palabras son comunes?
  • Si es un archivo digital o un artículo en línea, recorre el contenido hasta el final para conocer la longitud del mismo, verifica la distribución de los párrafos, las ideas resaltadas y los títulos. ¿Contiene enlaces a otras páginas web? ¿Existen comentarios y recomendaciones?

Toda esta información te ayudará a elaborar un mapa mental del contenido, y reforzar el patrón para la comprensión de la lectura.

Adicionalmente, te ayuda a enfocar tu atención y a definir tus expectativas sobre el texto.

Establece prioridades

No puedes leer todo a la vez. Si el contenido es importante, léelo de inmediato.

De lo contrario, planifica su lectura para después.

Cuenta con un ambiente adecuado

Debes optimizar tu ambiente de lectura.

Esto te permitirá leer más rápido y comprender mejor el contenido.

También es importante que tengas en cuenta que la posición recomendada para leer es sentado ya que al acostarte es muy probable que luego de un tiempo sientas sueño.

Una vez que comiences no te detengas

Lee cada tema o capítulo de manera continua, pero tomando los descansos correspondientes.

Al finalizar la lectura, si tienes preguntas regresa a la sección respectiva y aclara las dudas.

Es importante que mentalmente le asignes un tiempo a la lectura y lo respetes.

Conclusión

Estos 5 tips son muy efectivos y te facilitaran considerablemente la lectura de cualquier texto.

Recuerda aplicarlos en tu próxima lectura y no tengo dudas que veras sus resultados.

Y recuerda, estas a un libro de cambiar tu vida.