Guía completa para escribir tu próximo libro (2022)

Una gran cantidad de personas en el mundo quieren saber cómo escribir un libro. Es un sueño que persiguen, pero hacerlo realidad puede convertirse en un reto abrumador desde el principio. 

Algunos de los nombres más importantes de la literatura se han enfrentado a una gran cantidad de errores al escribir sus obras más notables, lo que deja una brecha de aprendizaje mucho mayor para las personas que no se dedican completamente a la escritura. 

El principal miedo de los escritores principiantes es cómo empezar, ya que las ganas de escribir no son suficientes en este camino.

Pero, ¿qué pasaría si supieras con exactitud por dónde empezar, qué implica cada paso, cómo superar los bloqueos y la dilación, y cómo evitar sentirte abrumado? 

Hoy en día, existen más herramientas que nunca para la escritura, y en esta guía encontrarás las más importantes para iniciar con buen paso y dejar a un lado los bloqueos.

1. Antes de empezar a escribir el libro

Tu primer libro representará una exploración a lo más profundo de tu creatividad y será un proceso de constante aprendizaje.

Es importante que comprendas lo que quieres y si realmente deseas abrirte paso como escritor, escribir un libro para impulsar tu negocio, o si simplemente quieres tachar tu lista de sueños pendientes. 

En cualquier caso, los consejos que encontrarás a continuación te servirán para materializar este proceso de manera exitosa.

1.1 Documéntate, lee e investiga

Un aspecto importante de la investigación es documentarte sobre otros libros y géneros literarios para el nicho que has elegido. Puedes recurrir a Amazon para buscar libros Kindle sobre la temática que deseas presentar. 

Busca los libros con más ventas, y lee al menos 3 de ellos. Toma nota de los títulos y las ideas centrales de cada obra. Si quieres profundizar más, investiga las críticas y reseñas para ver qué cosa les atrae más a los lectores y cuáles aspectos son los menos buscados. 

El autor detrás de ‘Mastery and The Laws of Power’, Robert Greene, afirma que lee al menos 300 libros entre los 12 y 24 meses previos al inicio de un nuevo proyecto. Él considera que es primordial tomar notas de los temas críticos que aborda el libro y comprender el hilo narrativo de cada historia.

1.2 Define la temática

Toma una hoja en blanco y dedica un par de horas a responder estas preguntas:

  • ¿Cuáles son tus virtudes y debilidades?
  • ¿Cuál es la idea principal del libro?
  • ¿En qué se diferencia tu libro de otros libros?
  • ¿Por qué la gente debería comprar tu obra?

Intenta ser lo más honesto contigo mismo al escribir estas respuestas, ya que a través de ellas podrás tener un borrador más acercado a la realidad. Por ejemplo, puede escribir: “mi libro ayuda a las personas a controlar la ansiedad en la época postpandemia”, o “mi libro ayuda a las personas a incrementar su productividad y evitar la procrastinación”. 

Recuerda que el tema que aborde tu libro tiene que apasionarte. Puedes publicar artículos cortos relacionados con esta temática en un blog personal o una publicación de plataformas como Medium, ya que de esta forma podrás obtener más información sobre la retención que tiene tu temática.

1.3 Plasma tus ideas esenciales en un borrador

La inseguridad es un aspecto limitante a la hora de escribir un libro, y la mejor manera de romper esa barrera es creando un borrador de ideas principales. 

Una vez que decidas cuál es la temática principal de tu obra y cuál es su aporte al lector, es importante definir si la escribirás a partir de una historia o como una guía. 

También conocida como “enunciado de tesis”, la idea esencial debe ofrecerte una perspectiva sobre lo que escribirás y el punto de vista que dirige tu obra. Algunas preguntas que debes hacerte en esta etapa son:

  • ¿Cuál es el punto de vista de tu libro?
  • ¿Qué quieres transmitir?
  • ¿Cuál es el valor más importante que sustenta tu libro?

Estas respuestas te ayudarán a determinar si cada parte o capítulo del libro cumple su cometido durante el proceso de edición. De esta manera, contarás con una base sólida para construir el texto. Por ejemplo, si quisiéramos escribir un libro sobre “Cómo escribir un libro”, la idea esencial sería la siguiente:

Con la organización, las ideas y el trabajo arduo, puedes convertirte en un escritor exitoso”.

No olvides tomar como referencia un par de libros de tu género favorito. Con respecto a géneros, estos son los más populares:

  • Libros de ficción: Las historias contadas en este tipo de libros son totalmente inventadas por su escritor. En esta categoría entran las novelas, los cuentos y los libros de poesía.
  • Libros de no ficción: Este tipo de libros cuentan narrativas apegadas a la realidad, por lo que abarcan una gran cantidad de subgéneros, como las autobiografías y biografías, los libros de humor y comentarios, los libros de historia y las guías de viaje. En este género también entran los libros de instrucciones y los académicos.
  • Libros electrónicos y manuales técnicos: La mayoría de estos libros son de no ficción, e incluyen ebooks de empresas y manuales para ayudar a los clientes a utilizar productos o servicios.

1.4 Fija metas claras

Antes de comenzar a escribir tu libro, puedes establecer metas claras para avanzar con un propósito durante todo el proceso. El “por qué” es muy importante, especialmente si escribirás un libro porque te apasiona o porque simplemente quieres ganar dinero. En este sentido, puedes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Estás escribiendo un libro para convertirte en un mejor escritor?
  • ¿El libro te ayudará a convertirte en un profesional de tu sector?
  • ¿Quieres escribir un libro para expresar tus deseos e ideas al mundo?
  • ¿Quieres generar ingresos con tu libro? De ser así, ¿cuál es la cantidad de dinero que esperas recibir?
  • ¿Escribirás un libro como estrategia de promoción de un proyecto o emprendimiento?

Las preguntas pueden ser infinitas, pero lo necesario es que tengas claras las metas y el propósito que tienes al escribir un libro. Recordar siempre tus metas te ayudará a mantenerte enfocado cuando te aísles e incluso cuando otras personas intenten cuestionar lo que haces.

1.5 Determina el público al que irá dirigido

Algunos de los autores más reconocidos recomiendan escribir todos los días, lo que implica sacrificar otras tareas y reorganizarte para aprender. El compromiso va de la mano con el tiempo invertido y, en este punto la investigación juega un papel fundamental.

En primer lugar, investiga a tu lector ideal. Una persona compra un libro porque desea entretenerse, estar informado, inspirarse o aprender. El hecho de conectar con tu audiencia objetivo es crucial para dar forma a tu libro. 

Por ejemplo, J. K. Rowling, la escritora de la saga de Harry Potter, dirige sus libros principalmente a jóvenes y adultos de mediana edad que ven la lectura como un placer. Sus destrezas para contar historias la convirtieron en una de las autoras más reconocidas en todo el mundo. 

Entonces, ¿Qué tipo de historia quieres que cuente tu libro? ¿Qué edad tiene la persona a la que imaginas leyéndolo?

1.6 Organiza una estructura de principio a fin

No importa si tu libro se publicará de forma tradicional o escribirás un E-book. Organizar una estructura de principio a fin te facilitará el proceso de escritura. Indudablemente, este esquema variará según el género, la temática, la metodología y el estilo de escritura. 

No obstante, existen estructuras que han demostrado éxito, especialmente para los libros de no ficción. Estas son algunas de ellas:

  • Introducción o prólogo: Casi todos los libros cuentan con una pequeña introducción en la que se describe el enfoque del libro. En esta etapa, también puede escribirse una presentación del autor o la figura de autoridad que regirá la obra, y cuál es la solución o valor único que beneficiará a los lectores.
  • Capítulos: Generalmente, los libros de no ficción se adentran en la problemática y ofrecen soluciones. Si bien la estructura de cada libro es distinta, lo usual es que cada capítulo ofrezca distintas estructuras. Puedes contar una historia para abrir, luego analizar dicha historia, establecer un principio universal y relatar el final o conclusión de la historia con la que abriste.
  • Conclusión: En esta etapa, puedes reafirmar la problemática y demostrar cómo le diste solución. Puede ser una buena idea escribir una reflexión final y establecer un llamado a la acción para invitar a la audiencia a poner en práctica todos los consejos y recomendaciones que has compartido.

1.7 Crea tu propio método de escritura

Si deseas convertirte en un buen escritor, lo primero que debes hacer es tener un dominio total de los métodos de escritura más comunes:

  • Narración: Consiste en contar una historia. En esencia, implica la creación de personajes, contextos, problemáticas o nudos en la historia, y soluciones. Por ejemplo, los cuentos para dormir son historias cortas, mientras que las noveles son historias mucho más extensas.
  • Descripción: En este método de escritura, le permitirás al lector, a través de tus palabras, utilizar todos sus sentidos para experimentar las sensaciones que desees. De esta forma, el lector comprenderá con mayor claridad cualquier elemento sobre el que escribas, sin importar si se trata de lugares, cosas o personajes.
  • Exposición: En este punto, el escritor se encarga de informar y servir de guía para aclarar pensamientos o ideas. Este método se diferencia de la descripción en el hecho de que ayuda al lector a comprender con gran nivel de detalle los pensamientos del autor. 

Tanto la exposición como la descripción son dos métodos que puedes encontrar comúnmente en revistas, libros y diarios. 

  • Persuasión: Bajo este método, tu objetivo principal será modificar el punto de vista de tu lector con respecto a cualquier tema. Para lograrlo, debes exponer opiniones y hechos concretos para crear el contraste entre lo bueno, lo malo y lo tibio. 

Los discursos políticos representan un excelente ejemplo de persuasión, al igual que los artículos de opinión de revistas y periódicos.

  • Comparación: A través de esta técnica, podrás crear contrastes sobre un tema específico. Al comparar, podrás mostrar las diferencias y similitudes entre diferentes elementos. Por ejemplo, puedes optar por describir el modo de vida de hace 300 años, y cómo la tecnología ha cambiado al mundo.

1.8 Elige un horario para escribir

Establece un horario de escritura diario o semanal. Por ejemplo, puedes dedicar 6 horas cada semana para escribir tu libro, y dividirlas en tres sesiones de 2 horas cada una, o simplemente escribir 1 hora por día, de lunes a sábado, y tomar apuntes el domingo sobre lo próximo que escribirás. Lo importante es que el horario que definas funcione para ti.

Lo recomendable es que las metas que te has fijado tengan un patrón regular, es decir, cumplir los mismos horarios siempre para que se convierta rápidamente en un hábito. Si tienes inconvenientes de tiempo para escribir, simplemente deberás sacrificar otra tarea en tu agenda. Siempre hay tiempo para lo que te apasiona, y los escritores exitosos lo saben.

1.9 Agenda una fecha tope para terminar tu libro

Algunas personas creen que cuando la idea principal del libro está lista, tienes el horario y has creado tu método de escritura, el próximo paso es escribir el libro. Sin embargo, si no defines una fecha tope para finalizarlo, es probable que las cosas no salgan como esperas.

Te aconsejamos establecer y apegarte a ella como un acto religioso. Comparte esta fecha con tus seres queridos más cercanos y pídeles que te lo recuerden siempre. Luego, establece la cantidad de páginas que debes escribir en cada sesión de escritura para cumplir con el tiempo establecido. Si determinas que es poco realista, cambia la fecha.

Ahora bien, si eres un escritor principiante y no tienes idea de cuántas páginas escribes por día, entonces realiza una prueba preliminar antes de definir las metas. Si tu meta es escribir 250 páginas en un lapso de tiempo de un año, deberás dividir la cantidad de páginas por 50 semanas, lo que dará como resultado 5 páginas por semana. 

Aquí se tiene en cuenta un período de descanso final de dos semanas.

2. Escribe tu libro en 4 pasos

2.1 Concreta el inicio y el final del libro

Si has decidido entrar al mundo de la escritura es porque también existe una relación especial entre tú y la lectura. ¿Tienes un libro que has leído muchas veces por lo emocionante que es? 

Si es tu caso, seguramente el principio de este libro es tan intrigante o interesante que las primeras páginas suelen sumergirte rápidamente en la historia y mantenerte enganchado hasta el final. 

Un principio intrigante y un final inesperado son los pilares de cualquier historia que se considere “buena”. Entonces, ¿cómo lograrlo?

Olvídate de los clichés: Dile adiós a la frase “y vivieron felices para siempre” o “en una noche tenebrosa y oscura”. Crea nuevas formas de hacer que el lector se mantenga enganchado al relato, incluso después de que haya leído un detalle único en la historia.

Apégate a lo descriptivo: Describir de manera clara y concisa todo lo que ocurre en tu libro es una excelente forma de atraer a los lectores desde la primera página. Muestra empatía en tu relato y hazle sentir al lector que forma parte de él. 

Presenta el contexto, los personajes principales, la temática y, en general, cualquier cosa que haga destacar tu historia.

Rompe las reglas: El inicio de una historia no necesariamente es lo primero que debe escribirse. Usualmente, una historia es cronológica, lo que te permite manipularla para evaluar qué es lo que realmente te funciona. 

Al llegar al final, piensa si deseas que el lector reflexione sobre el pasado, el presente o el futuro de tu historia.

Escribe con poder: Las declaraciones y las oraciones cortas añadirán mucha fuerza a tu escritura. Piensa en cada línea como si pudiera contar algo por sí misma. Escribe con autoridad y confianza, y esos mismos valores los transmitirás al lector.

2.2 Escribe el libro

Escribir un libro no tiene que ver exclusivamente con la imaginación. Si idealizas muchas cosas, pero nunca las llevas al papel, estarás perdido. Desde luego, puedes escribir desde el primer minuto, pero debes tener en cuenta que la precisión al contar la historia y la estética literaria requieren tiempo. 

Tener claro de qué quieres hablar y cuál es el rumbo del relato te ayudará a liberar la creatividad en los momentos en que más la necesitas. Si esta estrategia falla, otra opción por la que puedes inclinarte es la de mantenerte escribiendo constantemente hasta que las ideas fluyan. 

Recuerda que el proceso creativo de cada persona es diferente. Encontrar el tuyo depende de tu personalidad y tus intereses. Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a ser un escritor más creativo a lo largo de la historia que quieres contar:

  • Crea listas: Como mencionamos anteriormente, la organización será uno de tus principales aliados a la hora de escribir, y esto en parte se debe a que también ayudará a impulsar tu creatividad. 

Organiza todo por listas, si es posible en una libreta o bloc de notas que lleves siempre contigo. De esta forma, podrás tomar nota de cualquier cosa que se te ocurra en cualquier momento.

  • Investiga: Durante la escritura del libro, nunca pares de documentarte e investigar. Profundiza en aquellos aspectos en los que aun no te sientes seguro y destina suficiente tiempo a ello.
  • Estimula la creatividad con ejercicios: Más arriba comentamos que, ante cualquier bloqueo, escribir es un buen ejercicio para aflorar las ideas. Si no tienes idea de la historia que vas a contar, simplemente ve a la matriz y escribe sobre una vivencia personal.

Este ejercicio te permitirá jugar con las descripciones, la inspiración y las emociones del relato. 

  • Descansa: El trabajo en exceso agota la mente y el cuerpo, y sin el equilibrio entre ambos no pueden materializarse los objetivos planteados. En este sentido, los descansos son cruciales para mantener tu creatividad en primera fila. 

Si no tienes inspiración, toma un descanso activo (hacer deporte, meditación, etc.) y recuerda siempre que “mañana será otro día”.

  • Ve más allá de lo evidente: Si mantienes la curiosidad a flote, podrás ver más allá de lo obvio y ver el problema desde distintos puntos de vista. Ve películas, series o documentales sobre el tema en cuestión y cuestiónate todo. 

En consecuencia, tendrás una visión más amplia de todo lo que ocurre a tu alrededor y, cuando te sientes a escribir, te garantizamos que la creatividad llegará sin inconvenientes.

Finalmente, recuerda que no existe una manera correcta de escribir un libro, solo la manera que te funcione. En todo caso, lo que te recomendamos es alejarte de cualquier distracción que reduzca tus tiempos de productividad.

2.3 Edita el libro

Corregir (borrador 1)

Una vez que tu libro esté escrito, dedica tiempo a leerlo. Esto te permitirá encontrar huecos en la historia que no han sido cubiertos, e incluso puedes plantearte la posibilidad de incorporar nuevos capítulos o secciones. 

¿Funciona la estructura que elegiste? ¿Tienes inconsistencias en el hilo del relato? ¿Tus personajes están bien construidos? ¿El ritmo de la historia es bueno?

Afinar, agregar (borrador 2)

En este paso, ya conocerás cuáles son las partes de tu libro que requieren atención y podrás atacarlas con más facilidad. 

Por ejemplo, si se trata de una historia de ficción, podrás agregar nuevos capítulos y eliminar aquellos personajes que no aportan elementos relevantes a la obra. Aquí, también puedes realizar una nueva investigación para cubrir las carencias del primer borrador. 

El borrador número 2 suele ser más complejo que el primero. A nivel mental, esta versión de la obra es mucho más desafiante, ya que implica solucionar cualquier problema en la estructura del libro y agregar detalles importantes que emocionen al lector. 

Una vez que termines este borrador, la recomendación es conseguir lectores de prueba (amigos, familiares, etc.) que puedan ofrecerte comentarios sobre el libro.

Pulir, quitar (borrador 3)

En esta etapa del proceso, debes dedicarte a pulir todo lo que ya te ha gustado hasta ahora y barrer aquello que no aporta nada a la historia. Evita redundar y escribir por escribir. 

Si no hace falta una descripción y no será influyente en la historia, simplemente descártala. A partir de este paso, ya te habrás convertido en tu propio editor.

Buscar feedback (borrador 4)

El borrador 4 estará dedicado a un asesor, mentor o profesional que te ayude a corregirlo. El gran Stephen King recomienda “escribir con la puerta cerrada, y reescribir con la puerta abierta”. Tus primeros borradores pueden ser completamente corregidos por ti, pero en algún punto requerirás apoyo externo.

Un editor es un profesional capaz de transformar cualquier texto en una obra que genere interés en el lector y sea agradable para él. Como ocurre con cualquier contratación de profesionales, el editor no te ofrecerá apoyo gratuito, y deberás contratarlo varias semanas antes de la publicación.

Prepárate para recibir comentarios sinceros sobre tu trabajo y, en caso de que no sean totalmente positivos, no te desanimes. Recuerda que los comentarios no son sobre tu persona, sino sobre el trabajo en sí y siempre existe la posibilidad de mejorar.

Déjalo libre

En muchos momentos del proceso de escritura de un libro, las cosas pueden volverse extremadamente difíciles. Cuando hayas editado tu libro y recibas las recomendaciones de los profesionales o mentores, podrías querer rendirte si los comentarios no son los mejores.

Editar siempre es el proceso más engorroso, pero es el más satisfactorio una vez que se logran eliminar todas esas imperfecciones que afectan el curso de la historia. 

Al llegar a este punto, solo debes aceptar que tu obra es perfecta tal y como la has escrito, debes alejar las dudas y dejar el perfeccionismo para otra vida. Deja que el lector disfrute y dale libertad a tu obra de impresionar. Al final, todo habrá valido la pena. 

En el libro “Piense y hágase rico”, de Napoleón Hill, se afirma que antes de que el éxito llegue a la vida de cualquier persona, es probable que se encuentre con múltiples fracasos en el camino. 

No permitas que los fallos se apoderen de tu mente, porque es justo la negatividad la que aleja a las personas de sus verdaderas pasiones. No tengas miedo a equivocarte, a aprender y a crecer como escritor. Simplemente, ponte en marcha y escribe tu primer libro.

2.4 Cómo publicar tu libro

La autopublicación, o self publishing, ha modificado todo el panorama de la edición de obras literarias. Antes, se pensaba que el libro de un determinado autor no sería exitoso si no estaba respaldado por una editora tradicional. 

Sin embargo, hoy en día, existen muchas alternativas para convertirte en tu propio editor y evitar todas las barreras de entrada. Por ejemplo, con el self publishing no habrá ningún tercero que apruebe tu libro o determine si tu historia es interesante o no. Simplemente puedes autopublicar porque es importante para ti. 

La publicación electrónica es la mejor alternativa para el self publishing. Este método implica que tu libro se publicará en formato digital, lo que significa que no necesitarás imprimirlo. 

Estos son los cinco pasos que debes seguir para publicar tu libro con éxito:

Diseña la portada y el formato

Si tienes habilidades para el diseño y consideras que puedes crear una portada llamativa para tu libro, y que además refleje su esencia, simplemente hazlo. Existen aplicaciones amigables como Canva donde puedes lograr resultados de altísima calidad con buen ojo y buen gusto. 

Muchos autores independientes y aficionados deciden contratar a un diseñador profesional cuyos precios dependerán de su experiencia. Recuerda que tu libro debe agradar por dentro y por fuera, ya que eso es lo que atraerá a más lectores.

Planifica tu método de autopublicación

Anteriormente, autoeditar un libro implicaba pagar miles de copias del libro y luego dedicarse a la tarea titánica de venderlas todas. Ahora, muchas plataformas y aplicaciones han simplificado este proceso a través de servicios de “Impresión Bajo Demanda” (POD, por sus siglas en inglés).

Para ventas mixtas (digitales y físicas), los dos servicios más grandes del mundo son Amazon Kindle, IngramSpark y Wattpad. Sin embargo, existen otras opciones igualmente interesantes como los eBooks.

Comercializa tu libro

Ahora que tu libro está listo, el siguiente paso es incrementar tu presencia en línea para hacer que las personas se involucren más con el proyecto. Una excelente forma de hacerlo es a través de un blog o sitio web, además de realizar diversas campañas de marketing a través de tus redes sociales para darle fuerza al lanzamiento.

Una excelente forma de obtener reseñas positivas sobre tu obra es ofreciendo una copia gratuita a tus lectores. Una vez hayas elegido la plataforma de publicación online, el resto será enfocarte en la publicidad pagada.

Recuerda que las ganancias dependerán muchas veces del género que hayas elegido, la calidad del libro y las tendencias del momento. Sabemos que esto lo haces por amor, pero si tu compromiso es convertirte en un autor exitoso y con muchas ventas, estamos seguros de que el trabajo duro te llevará a esos resultados. ¿Qué esperas para escribir tu primer libro?

Si buscas inspiración, deseas estudiar un tema a profundidad o solo quieres sentir el placer de leer, entonces, te invitamos a que eches un vistazo a nuestra amplia colección de +3.500 libros gratuitos.


Fuentes: