Leer con música

Es muy común que queramos realizar varias cosas a la vez, pues es lo que nuestro día a día nos demanda.

Pero existen actividades que para algunas personas no deben realizarse en simultáneo y para otras el realizarlas en simultáneo es la mejor opción. Esto ocurre con la actividad de leer con música.

Algunas personas leen mientras tienen música sonando y es así como disfrutan de su libro. Por el contrario hay otros individuos que para leer deben estar en un ambiente totalmente silencioso y en calma.

El proceso de leer y escuchar música

Leer es un proceso de cierta complejidad que demanda mucha concentración, y escuchar música es otro proceso mental que también necesita concentración.

Es por ello que para la mayoría de las personas hacer ambas tareas a la vez no es posible, ya que una interfiere con la otra y usualmente es la lectura y la compresión de la misma la más afectada.

Cuando leemos nuestros ojos divisan las imágenes de las palabras, como si se tratase de una imagen digital.

Esas imágenes son transportadas por medio del nervio óptico a la zona occipital de nuestro cerebro, donde millones de neuronas seleccionan, estudian, diferencian y procesan dichas imágenes para relacionarlas con sus respectivos significados y acceder a la comprensión de lo leído.

Por otro lado, en cuanto al proceso de escuchar música sucede algo similar con la diferencia de que la información auditiva es tratada por millones de neuronas en la zona temporal del cerebro.

Por lo tanto, leer y escuchar música son dos tareas diferentes y si se realiza una se descuida la otra. Usualmente, la lectura es la más afectada ya que se cancelan los procesos de comprensión para brindar atención y procesamiento a la interpretación auditiva.

Determinar cuál será la actividad principal

Sin importar que leer y escuchar música sean dos actividades diferentes y que en realidad se interpongan la una con la otra, existen personas que las ejecutan a la vez. Lo importante en estos casos, es ser capaces de determinar cuál será la actividad principal y ordenarle a nuestro cerebro que se enfoque en la misma.

Por ejemplo, debes decidir entre «escuchar la música mientras lees» o «leer mientras escuchas música». En el primer caso la lectura pasa a ser una actividad secundaria completamente improductiva en la construcción de significados, es decir, nula en cuanto a comprensión.

La música suele estar asociada con un conjunto de emociones que van desde las más satisfactorias hasta las más dolorosas, así el componente afectivo es el que aleja al lector del texto y lo lleva a la música que produce una serie de recuerdos y estados de ánimos.

En caso de que hayas optado por la segunda opción, entonces tu cerebro debe estar preparado para actuar en consecuencia y dejar a la música en un segundo plano.

La música como purificador del ambiente

En algunos caso se emplea la música de fondo que generalmente es instrumental o clásica, y funciona como purificador de sonidos no agradables. Este tipo de fondo musical disminuye los ruidos y los sonidos distractores como el ruido del tráfico, conversaciones, entre otros.

Esta clase de música posee un carácter ambiental sin cambios de ritmo marcados o radicales, y no utiliza los instrumentos de percusión como tambores o la batería. Además, se coloca con un volumen bajo y placentero.

La música como distracción

Un buen lector es capaz de verificar su proceso de lectura. En otras palabras, es consciente de que está leyendo y más todavía de que está comprendiendo.

En caso de que no esté comprendiendo el texto, inmediatamente busca la causa y la soluciona para volver a la lectura. Por ejemplo, podría ser que no comprende debido a que la música lo distrae.

Si este es el caso, el buen lector no continúa con la lectura hasta que haya eliminado el factor distractor.

Conclusión

Si te encanta leer con música y lo haces con frecuencia sin perderte nada de lo que el libro te dice, entonces ya haz logrado entrenar a tu mente para darle prioridad a la lectura sobre la música.

Disfruta tus actividades favoritas, siempre y cuando obtengas los resultados que desees.