Libros vs Ebooks

La tecnología ha permitido la digitalización de diversas cosas, entre ellas la de los libros físicos, creando de esta manera un nuevo formato de texto llamado ebook o libro electrónico.

Esta digitalización le ha brindado a los lectores una nueva opción a la hora de acceder al conocimiento contenido en un libro, y ha ganado terreno con el paso del tiempo.

La existencia de libros tradicionales y de libros digitales, ha creado muchas argumentaciones sobre la preferencia de uno u otro formato. Veremos un poco la diferencia entre ambos, haciendo una práctica comparativa.

Libros físicos o tradicionales

Los libros son una forma de arte tangible, y por ende son muy apreciados y valorados por los amantes del buen arte y de la lectura.

Para estas personas el poseer un libro les genera satisfacción y deleite. El libro pasa a ser parte de su colección, y es exhibido como tal en bibliotecas o estantes.

Por otro lado, los libros satisfacen ciertas necesidades que nacen en los lectores; como el solo hecho de adquirir nuevo conocimiento o de disfrutar de un enriquecedor entretenimiento.

Adicionalmente, existen otros elementos que solo un libro físico puede proporcionar y que causan placer en los lectores.

Tal es el caso del aroma a libro nuevo, el sonido de sus páginas al pasar, el peso del libro entre las manos, el tacto de la portada y páginas, y la textura de la tinta impresa.

Igualmente, la imagen que un libro exhibe en su portada suele ser cautivante y suele quedarse en la memoria del lector.

Otro aspecto relevante lo constituyen las primeras ediciones de una obra clásica o los libros firmados por sus autores, los cuales son considerados piezas invaluables de colección.

Ebooks o libros digitales

Los formatos digitales son una versión muy práctica y moderna que no ocupa espacio alguno en tu hogar, y del que puedes tener varias copias en forma de respaldo.

Generalmente, las versiones digitales son más económicas e incluso muchos son gratuitos. Los puedes adquirir desde la comodidad de tu hogar y de forma inmediata.

Los ebooks no tienen edición limitada, por lo que siempre tendrás disponible una para ti. También puedes incrementar la visibilidad de su texto, con ayuda del lector de libro, esto facilita sobremanera la lectura a personas con deficiencia visual.

Puedes de manera fácil, buscar una palabra en el texto, y compartir contenido vía Internet. Así mismo, algunos te proporcionan enlaces a contenidos relacionados para proporcionarte mayor información.

Los libros digitales son más fáciles de transportar, y permiten a los editores realizar una cantidad mayor de publicaciones, brindando de esta forma más títulos a los lectores.

Por otro lado, los ebooks son más ecológicos, ya que no requieren de papel ni tinta para su reproducción.

Conclusión

Sin importar cuál sea tu preferencia, lo importante es que con ambas versiones podrás adentrarte en un universo de aventuras, viajar a mundos diferentes, ampliar tus conocimientos y tener acceso a información de verdadero interés para ti.

Las ventajas que el contenido en sí de un texto literario te brinda, son las mismas ya sea que optes por un libro o un ebook.