Inicio > Libros > Medea

Medea

De los diversos tipos de lecturas y libros que han sido y son famosos en nuestra literatura universal hay libros que, por su antigüedad permanecen y se convierten en clásicos. Es el caso de Medea, de Eurípides, Poeta trágico griego. De familia humilde, Eurípides tuvo como maestros a Anaxágoras, a los sofistas Protágoras y Pródico y a Sócrates, cuyas enseñanzas se reflejan en su obra.

La forma de la obra se diferencia de muchas otras tragedias griegas en su simplicidad: todas las escenas involucran solo a dos actores, Medea y otra persona. Estas reuniones sirven para resaltar la capacidad y determinación de Medea de manipular poderosas figuras masculinas para lograr sus propios fines. La Medea de Eurípides se abre en un estado de conflicto.

Jason abandonó a su esposa Medea, junto con sus dos hijos. Espera avanzar al volver a casarse con Glauce, hija de Creon, rey de Corinto, la ciudad griega donde se lleva a cabo el trabajo. Todos los eventos en el juego surgen de este dilema inicial, y las partes involucradas se convierten en sus personajes centrales.

Fuera del palacio real, una enfermera lamenta los acontecimientos que llevaron a la crisis actual. Después de una larga serie de pruebas y aventuras, que finalmente obligaron a Jason y Medea al exilio en Corinto, la pareja se estableció y estableció su familia, alcanzando un cierto grado de fama y respetabilidad. La reciente partida de Jason de la familia aplastó a Medea emocionalmente, mientras ella maldice su propia existencia y la de sus dos hijos. Temiendo un posible complot de venganza, Creon expulsa a Medea y sus hijos de la ciudad. La odisea es también una vieja historia.

Después de pedir clemencia, Medea recibe un día antes de partir, durante el cual planea completar su búsqueda de justicia. Jason acusa a Medea de exagerar. Afirma que su decisión de volver a casarse fue lo mejor para todos. Medea lo encuentra cobarde y ella se niega a aceptar sus ofertas simbólicas de ayuda.

Leer el libro

Recursos adicionales: