Místicas

Autor: Amado Nervo

*Espera unos segundos a que cargue el documento, el tiempo puede variar dependiendo de tu conexión a internet. Si lo prefieres, puedes descargar el archivo haciendo click en el enlace que se encuentra debajo.

Descargar

* Si tienes dudas sobre cómo descargar libros gratis desde InfoLibros, visita nuestra guía para descargar libros.

Esto puede interesarte

La amada inmóvil

Amado Nervo

La amada inmóvil es la obra más conocida y popular del poeta mexicano. En ella grita su dolor por la pérdida del gran amor de su vida.

El 31 de agosto de 1901 Amado Nervo conoció en París a Ana Cecilia Luisa Dailliez, quien se convertiría en el amor secreto de su vida. Al ser nombrado segundo secretario de la embajada de México en Madrid, Nervo se instaló con Ana Cecilia en la madrileña calle de Bailén, donde ni los porteros de la casa supieron de la existencia de aquella mujer.

El 17 de diciembre de 1911, Ana Cecilia contrajo una fiebre tifoidea que le provocó una lenta agonía. Nervo la atendió a escondidas, hasta la noche del 7 de enero de 1912 en que murió su musa. La amada inmóvil nació esa noche en que Nervo veló en soledad el cadáver de quien fue su amor.

Plenitud

Amado Nervo

Plenitud es un libro de prosas semifilosóficas del autor mexicano. Más con el sentimiento que con la razón, el poeta medita acerca de cuestiones de las que nunca estuvo alejado: la religión, el amor, la metafísica, la moral, las aspiraciones humanas, los buenos modales, etc.

El empleo de un tono recatado y de un lenguaje sencillo, hacen que estos pensamientos sean de fácil lectura. Sobre todo cuando adopta la máxima como forma de expresión, desborda mucho de su sentimentalidad, y la aparente hondura de sus confesiones aflora con sinceras palabras a la superficie.

Aparece entonces el Nervo que ha abandonado la poesía para perseguir la frase filosófica. «Siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo de amor», dice en uno de estos breves textos. Y más adelante: «La muerte es la libertad absoluta».

Elevación

Amado Nervo

Elevación es un libro de poemas del poeta mexicano. El misterio de la vida y de la muerte, la evocación de la dicha inmediata sobre la tierra, el balance postrero ante el presentimiento del ocaso vital y la constante recordación de Dios, forman los temas principales de estos versos escritos en los últimos años de su existencia.

Nervo recuerda aquí un pensamiento de Novalis, «Morir es un acto filosófico», y da a su poesía un profundo temblor impregnado de inquietudes metafísicas.

Es uno de los libros en que se advierte con mayor claridad la actitud del escritor frente a lo que él llamaba «el Arcano». El dolor dominaba su alma, la resignación triunfaba frente a la angustia, y un inveterado misticismo se acentuaba decisivamente en su verso. Había muerto ya Ana Cecilia Luisa Dailliez, la «amada inmóvil», y Nervo encontraba el único consuelo en la poesía.

Los jardines interiores

Amado Nervo

La colección de Los Jardines Interiores, incluye una serie, entre segmento premonitorio autobiográfico y narración poética, sobre un amor ficticio mal logrado, llamada Damiana.

Lo cierto es que los poemas que giran alrededor de esta figura femenina, son un viaje completo en la experiencia del amar, con el sentido positivo de sobreponerse a la culminación mal lograda.

Sobre la vida personal, y más precisamente, amorosa, de Amado Nervo; se sabe que para los años de la publicación de Los Jardines Interiores, en 1905, estaba apenas comenzando el idilio junto Ana Cecilia.

Serenidad

Amado Nervo

Serenidad fue publicado en 1914 en Madrid. En este libro se recogen además algunos poemas de «La amada inmóvil», no obstante, la escritura de Serenidad es anterior a éstos y al fallecimiento de Ana Cecilia Luisa Dailliez.

Serenidad, entonces, resulta contradictorio y heterogéneo: varios poemas que refieren a la tranquilidad emocional que, según Nervo, le ha proporcionado la edad; algunos aluden a la desesperación de la pérdida, mientras que otros más sugieren la posibilidad de encontrar un nuevo amor. El libro no está exento de giros humorísticos y satíricos.

Serenidad está dividido en secciones y cada poema dentro de ellas está numerado. Ninguna sección destaca como una entidad aparte; hay una tendencia unitaria que hace que olvidemos fácilmente las subdivisiones, que parecen más bien una organización necesaria para el autor pero prescindible para el lector.