Inicio > Libros > La Máquina del Tiempo

La Máquina del Tiempo por H.G. Wells

Es una novela de ciencia ficción de H.G. Wells, publicada en 1895. Es una de sus obras más conocidas alrededor del mundo y fue la primera que escribió. Aquí puedes descargar una COPIA de La Máquina del Tiempo en formato PDF.

Aunque es una novela de ciencia ficción, Wells no profundiza en la paradoja del tiempo, ni da detalles tecnológicos acerca de la máquina que construye el personaje principal. Y es que en esta obra la prioridad es el elemento moralizador.

Lo que no se puede negar es que H.G. Wells popularizó la temática de los viajes en el tiempo en una máquina construida por un científico al que nadie le cree sus hallazgos.

Al finalizar te invitamos a que visites:

| Libros Gratis: +150 Novelas ¡Gratis! [PDF]

| Libros Recomendados: Los Mejores Libros de Autores Contemporáneos [Pagos]

| Autores Clásicos: +350 Libros de Autores Clásicos

La Máquina del Tiempo en PDF

*Espera unos segundos a que cargue el documento, el tiempo puede variar dependiendo de tu conexión a internet. Si lo prefieres, puedes descargar el archivo haciendo click en el enlace que se encuentra debajo.

Cargando archivo

Descargar libro

Resumen de La Máquina del Tiempo

Finalizando el siglo XIX, un científico construye una máquina que increíblemente le permite viajar físicamente a través del tiempo. A pesar del escepticismo de sus colegas y amigos, el hombre decide emprender la aventura.

Un día, sus amigos lo van a visitar a su casa, pero el científico no da la cara por un buen rato. Cuando por fin aparece en medio de la sala, lo ven en un estado lamentable.

La historia que cuenta es inverosímil para ellos. Decidió ver cuál era el futuro de la humanidad y se dirigió al año 802.701, esperando encontrar una civilización muy avanzada.

En lugar de ello, descubrió una raza de seres sin inteligencia, ni escritura, ni fortaleza física, totalmente entregados al placer y llamados los Eloi. Estos seres vivían atemorizados por otro grupo que habitaba bajo tierra, los Morlocks.

Los Morlocks salían de noche en busca de los Eloi para cazarlos. El viajero hace conjeturas acerca de esta forma de vivir, concluyendo que quizás así terminaron los seres humanos luego de solucionar sus problemas existenciales.

Luego de hacer un recorrido por este mundo irrconocible, regresa a donde estaba su máquina, pero no la encuentra. Ve que los Morlocks la han encerrado en un pedestal donde tenían una estatua.

Cuando va a sacarla de allí, se da cuenta de que es una trampa, pero logra escapar con la máquina. Para tratar de ver qué pasa más adelante, se va a un momento en el que el mundo ha sido destruído.

Totalmente despavorido huye nuevamente y regresa a su casa, en el siglo XIX. Sus amigos no le creyeron semejante historia, pero el hombre estaba decidido a comprobárselos, por lo que toma unas cuantas herramientas, entre ellas una cámara y vuelve a partir.

Han pasado tres años desde ese momento y no ha regresado, según nos cuenta el narrador de la historia.

Preguntas Frecuentes sobre La Máquina del Tiempo

¿Cuál es el tema central de la Máquina del Tiempo?

Un científico construye una máquina que soluciona el problema de viajar a través del tiempo, algo poco creíble para las personas que lo rodean.

El hombre viaja hacia el futuro donde descubre que la humanidad ha involucionado y se encuentra en un estado lamentable.

¿Qué son los Eloi y Morlocks?

Son los seres que habitan el mundo del año 802.701. Los Eloi son hedonistas, de poca inteligencia y carecen de escritura. Al científico le parece que está en un mundo en decadencia.

En el subsuelo, habitan otros seres, llamados Morlocks que son depredadores y los Eloi les temen.

¿Cómo son los Morlocks?

Los Morlocks son seres de aspecto muy extraño, de cabello rubio largo que les caen en sus espaldas, ojos rojos y de piel blanca. Son depredadores, les gusta cazar Eloi y se alimentan de basura.

¿Qué aspecto tenía el viajero a través del tiempo?

El científico que viajaba a través del tiempo era un hombre que parecía reservado, como si nunca dijera todo lo que sabía. Era bastante inteligente, lo suficiente para transmitir humildad.

Quizás guardaba algunos secretos y a pesar de que era respetable, sus amigos no creían en su mayor descubrimiento.