Inicio > Autores Clásicos > Thomas Mann

Los Mejores 6 Libros de Thomas Mann ¡Gratis!

Thomas Mann nació en 1875 en Lübeck, Alemania. Era hijo de un senador y comerciante, Thomas Johann Heinrich Mann y Júlia da Silva Bruhns.

Tras la muerte de su padre se trasladó a Múnich con su familia. Fue a una escuela de ciencias allí y luego asistió a la Universidad Ludwig Maximillians de Munich y a la Universidad Técnica de Munich, donde estudió Economía, Historia de las Artes y Literatura para poder seguir una carrera en Periodismo.

El comienzo de su carrera como escritor fue con un cuento ‘Little Mr. Friedemann’ que se publicó en 1898. Mann comenzó a escribir su primera novela en 1896 ‘Buddonbrooks’. Era una historia sobre una familia de comerciantes que captó el interés del público e hizo a Mann rico y famoso.

También escribió una novela en el género dramático, pero no logró un éxito similar. Así que Mann decidió centrarse más en novelas cortas. Su reputación como escritor aumentó con su novela ‘Muerte en Venecia’, publicada en 1912. Este libro describe las experiencias de un escritor que va a Venecia y se enamora de un joven.

Muchas de sus obras giraron en torno a temas homosexuales, sin embargo, su matrimonio con Katia Pringsheim, que pertenecía a un fuerte entorno judío rico, confirmó su tendencia hacia la heterosexualidad. Tuvieron seis hijos. Algunos libros más con el mismo tema son ‘La sangre de los Walsungs’ y ‘El santo pecador’.

Mann escribió muchas novelas de ficción, incluidas ‘Royal Highness’ (1916) y ‘Early Sorrow’ (1929). ‘La montaña mágica’, que se considera la obra más aclamada por la crítica de Mann, se publicó en 1924. Se dice que tardó diez años en completar esta novela.

Su novela ‘Royal Highness’ le valió el Premio Nobel. Esta historia se inspiró en su matrimonio feliz dando como resultado una historia sobre la forma y la vida y su reencuentro.

La Primera Guerra Mundial cambió las opiniones de Mann sobre la monarquía y la supremacía alemana. Dejó Alemania en 1933 y finalmente se instaló en los Estados Unidos en 1938 después de haber vivido en Francia y Suiza durante algún tiempo.

Trabajó en la Universidad de Princeton durante algún tiempo. Otras novelas de Mann incluyen ‘Los cuentos de Jacob’, publicada en 1933 y al año siguiente, ‘El joven José’. Estas eran historias basadas en personajes bíblicos con ‘José en Egipto’ y ‘José y sus hermanos’ como parte de la tetrología. Inspirado por la cultura rusa, escribió ensayos sobre León Tolstoi y su realismo perpetuo.

El estilo de escritura de Mann se puede describir como finamente formado, lleno de humor, ironía y sátira. Sus escritos están compuestos con mucha delicadeza con un enfoque profundo y significativo en un nivel y niveles aún más profundos de representación.

Thomas Mann fue uno de los más renombrados y grandes escritores del siglo XX y sus escritos son elogiados no solo en Alemania sino en todo el mundo. Murió a causa de una trombosis el 12 de agosto de 1955 en Zúrich. Fue enterrado en Kilchberg. Dejó una novela inacabada ‘Confesiones de Felix Krull’.

Al finalizar te recomendamos que visites:

| Audiolibros gratis: 7 audiolibros de Thomas Mann ¡Gratis!
| Frases célebres: Las mejores 10 frases de Thomas Mann
| Biografía: Todo sobre la vida y obra de Thomas Mann

1) Tristán

Tristán es una magnífica historia sobre un sanatorio de tuberculosos, donde el marido de la joven enferma y el pretendiente, un escritor y esteta que se desespera por la mediocridad a la que el marido la somete, mantienen una discusión.

Lo más curioso, y lo más interesante, es que ambos tienen razón por igual, y que las posturas de los dos son igualmente defendibles, sin que a ella le importe en absoluto ni el aburguesamiento del esposo ni la idealización del pretendiente.

A lo largo de la historia vamos viendo el proceso por el que la realidad va dejando lugar en la mente a la idea que nos vamos haciendo de los demás, y cómo es esa idea lo que amamos, mientras que otros, más realistas, lo que aman es su propia capacidad de imponer la realidad a los demás.

2) La Montaña Mágica

La montaña mágica es una novela que se publicó en 1924. Es considerada la novela más importante de su autor y un clásico de la literatura en lengua alemana del siglo XX que ha sido traducido a numerosos idiomas, siendo dominio público en países como Estados Unidos, España, Brasil, entre otros.

Thomas Mann comenzó a escribir la novela en 1912, a raíz de una visita a su esposa en el Sanatorio Wald de Davos en el que se encontraba internada. La concibió inicialmente como una novela corta, pero el proyecto fue creciendo con el tiempo hasta convertirse en una obra mucho más extensa.

La obra narra la estancia de su protagonista principal, el joven Hans Castorp, en un sanatorio de los Alpes suizos al que inicialmente había llegado únicamente como visitante. Esta obra ha sido calificada de novela filosófica, porque introduce reflexiones sobre temas variados.

3) La muerte en Venecia

La muerte en Venecia o Muerte en Venecia es una novela corta publicada el 23 de mayo de 1912.

La novela cuenta una anécdota en apariencia muy simple. Presenta tan sólo a dos personajes cabalmente caracterizados que despliegan una acción mínima. Los escenarios de dicha acción se reducen, casi, a los espacios de un exclusivo hotel de veraneo veneciano y a la playa contigua a dicho hotel, lugares que se alternan en la rutinaria languidez de una estancia vacacional.

El interés de la obra reside, no obstante, en el drama interior de uno de los personajes, Gustav von Aschenbach, destacado escritor alemán de edad madura que ha llegado a Venecia buscando renovar la inspiración perdida.

Ya instalado en el hotel, Aschenbach se interesa por un adolescente polaco de nombre Tadzio, dotado de una belleza extraordinaria, el cual termina convirtiéndose en objeto de silenciosa adoración para el escritor.

4) Los Buddenbrook

Los Buddenbrook. Decadencia de una familia es la primera novela del escritor alemán, publicada en 1901.

La novela tuvo un éxito rotundo, y en 1929 ya se habían vendido más de 185000 ejemplares solo en ediciones en lengua alemana. El Premio Nobel a Mann en dicho año le fue concedido, en palabras del jurado «principalmente por su gran novela, Los Buddenbrook».​

Los Buddenbrook narra las vicisitudes de una próspera familia de comerciantes de Lübeck entre los años 1835 y 1877, abarcando cuatro generaciones de la familia.

El proyecto de Mann de escribir una saga familiar data al menos del verano de 1897, cuando se lo comentó en una carta a su amigo Otto Grautoff, con fecha del 20 de agosto.​ La inspiración para la novela la encontró el autor en la tetralogía operística de Richard Wagner El anillo de los nibelungos.

5) Consideraciones de un apolítico

Las Consideraciones de un apolítico son el diario de Mann durante la Primera Guerra Mundial.

Por primera vez, el escritor se compromete en el debate ideológico, exaltando los valores que creía amenazados. Defiende aquí una «cierta idea de Alemania», critica los tópicos virtuosos de la propaganda de los Aliados, paladines de la democracia, y afirma que existe una oposición irreductible entre la cultura y la «civilización» de sus adversarios.

La cultura se ocupa del alma, es propia de un país y se dirige al individuo. La civilización, preocupada por el progreso técnico y material, es internacional y sólo se interesa por las masas. Nos conduce directamente al reino del termitero.

Este panfleto antidemocrático se transforma a veces en una defensa muy discutible del nacionalismo alemán, pero contiene también un elogio de la ironía y páginas impresionantes sobre filósofos como Schopenhauer y Nietzsche, músicos como Wagner y Bizet, escritores como Tolstói, Dostoyevski, Flaubert, etc.

6) La caída

La caída es un relato breve del magnífico autor alemán, en el que emplea un tono un tanto decimonónico para contarnos la historia de un joven que se enamora de una mujer y que cree en su pureza y en su candidez, hasta que él mismo se decide a dar pasos mayores.

La tesis, misógina y machista para nuestra época, es que la que cede por amor lo hará también seguramente por dinero, y que siendo enamorada bien se puede también ser mujerzuela.

El relato puede resultar desagradable pero no hay que olvidar que Thomas Mann lo escribe en una época en la que los valores imperantes no son los actuales. Quizás haya que tener también en cuenta que el respeto estético de Mann se inclinaba más bien a otros colectivos, como bien puede observarse en La Muerte en Venecia.